“…los higienistas saben de la naturaleza humana y sus achaques más que los abominables curanderos, que demuestran que la ignorancia osada todavía es reina de los hombres, y que en estos tiempos de luces aún hay quien crea en hechiceros y encantadores...”

 José Martí en 'La Opinión Nacional'

Caracas, Mayo 3 1882

 


 

 

 

"Es esencial distinguir entre el respeto a las personas y las ideas; quienes se muestran tan susceptibles ante la crítica de las ideas son los que más van intentando convencer a todos de las suyas.  La crítica a otras ideas no es ninguna agresión ni falta de respeto; (…) lo que no existe es el derecho a decir lo que piensas y a que los demás se callen".

M. Navarro y J.A. Aguilera,

El escéptico, primavera de 2014


Ciencia y pseudociencia

Medicina natural y tradicional

Ciencia y pedagogía

Ciencia y medios de comunicación

Ética y efecto placebo

Bioenergía y otras

Energía piramidal  

Magnetoterapia y cromoterapia

Homeopatía y terapia floral

Veneno de alacrán

Ozonoterapia

La filosofía tras la pseudociencia

Retablo de pseudoterapias

Temas relacionados

 

Divulgando la ciencia y la tecnología

El laicismo como versión política del escepticismo


Otras actividades

 

2012   - Conferencia ''Ciencia y falsa ciencia'

2012   - Conferencia 'Ingeniería biomédica y seudociencias'

2012   - Conferencia 'Uso y abuso del término energía'

2011   - Conferencia 'Pseudociencia cotidiana'  

 - Mesa Redonda 'Método Científico vs. Fe''

 - Conferencia 'El mundo de la Falsa Ciencia' '

2008   - Conferencias, publicaciones


 

Rationalis’07

1er Taller  “Pensamiento

 Racional y Pseudociencia”

 Dic. 17-19, 2007

Conferencias         fotos

El efecto placebo:  el bueno, el malo y el feo

 

El efecto placebo se define como cualquier mejora de los síntomas o indicios tras una intervención físicamente inerte. Presente en un intervalo variable en todos los encuentros terapéuticos, se intensifica por el contacto manual y  una comunicación verbal cercana entre quien aplica los cuidados y quien los recibe.  Así, puede usarse en beneficio de los pacientes, pero también proporciona una vía ancha para “sanadores” inescrupulosos de todo tipo.  Los “curadores por la fe” (santeros, curanderos y similares) proporcionan “milagrosos” tratamientos alternativos y sacan ventaja de estos principios, a menudo con grandes beneficios económicos. La confusión puede resultar no solo del efecto placebo, pero también del error “post hoc” que resulta de la incapacidad de reconocer que muchas dolencias mejoran o se resuelven por si solas con el transcurso del tiempo. (Morton E. Tavel, MD, Junio 2014).


Los caminos de un fármaco anti-tumoral

 

Espero que el lector que haya tenido la paciencia y curiosidad necesarias para examinar las partes I y II de este escrito pueda entender por qué se me hace tan difícil asimilar que los nuevos péptidos de Labiofam van a sustituir de inmediato a los citostáticos, eliminarán la metástasis e (implícitamente) curarán el cáncer de un plumazo. Ni hablo del tema de la prevención, cuya demostración rigurosa implicaría estudios de intervención en grandes poblaciones humanas, durante decenas de años.  (...) Pensar que se ha encontrado una sustancia que no necesita combinarse y controla las metástasis en un tipo particular de tumor avanzado ya me es difícil de asimilar. Que lo haga para cualquier tipo de tumor, cualquier paciente y cualquier metástasis, ya me parece una ilusión. (Jorge V. Gavilondo Cowley, Octubre 2013)


 

Sobre la medicina natural y tradicional  

 

Carta colegiada enviada al periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba. 

 

...Algunas resultan muy respetables y potencialmente útiles, como el estudio del potencial terapéutico de las plantas cubanas. Otras tienen tradición antigua, como la medicina tradicional china. Otras son hipótesis inverosímiles y no comprobadas como la homeopatía. Y algunas son presuntas “verdades reveladas” por conducto divino, como la terapia floral.  (Mayo 2013). 


 

Declaración de sociedades científicas cubanas sobre la promoción del método científico  

 

Las sociedades científicas firmantes sostenemos que, aunque toda persona puede utilizar los medios que estime convenientes para mejorar su salud y bienestar, las instituciones oficiales lo deberían patrocinar, financiar, invertir recursos del estado o respaldar  de  cualquier  forma  la  reproducción  a  escala  social  de conocimientos, conductas  y hábitos, si y sólo si, se hace evidente que están basados en el método científico. (Ene. 2012).

Descargar 'Medicina sin apellidos'

 

 


Descargar 'Cómo se prueban los tratamientos' (Organización Mundial de la Salud)  

 

Este libro es importante para cualquier persona que esté interesada en su propia salud o la de su familia, o en las políticas de salud.

 

A menudo se ve a los pacientes como receptores pasivos de la atención de salud y no como participantes en ella. La tarea concierne tanto al público lego en cuyo nombre se practica la medicina y de cuyo bolsillo se paga a los médicos, como a los propios médicos y a los investigadores médicos. Si somos consumidores pasivos de la medicina, nunca mejoraremos las normas de su ejercicio. Si preferimos las respuestas simplistas, obtendremos pseudociencia. Si no exigimos que los tratamientos se sometan a pruebas rigurosas, recibiremos tratamientos inútiles y a veces peligrosos junto con lo que realmente funciona. (2010).