La ley de reflexión.                                             

Cuando un rayo luminoso incide sobre la superficie de separación entre dos medios transparentes homogéneos e isótropos, una parte del rayo incidente se refleja y se queda en el medio de donde provino y la otra parte se transmite  al otro medio.

El ángulo  θ1   formado por el rayo incidente y la normal  N a la superficie de separación  en el punto de incidencia  se denomina  ángulo de incidencia; el ángulo formado por el rayo reflejado y la normal  θ1' se denomina ángulo de reflexión (ver la figura).   El rayo reflejado se encuentra en el mismo plano que el incidente  y la normal en el punto de incidencia, pero por el lado opuesto a esta normal; el ángulo de reflexión θ1' es igual al ángulo de incidencia   θ1:

                             θ1'   =   θ1,     

que es la expresión de la ley de reflexión:

Un rayo luminoso  se refleja en la  superficie plana formando un ángulo de reflexión igual al de incidencia                                                                                                             

La ley de reflexión determina la dirección del rayo reflejado.

Basándose en las ecuaciones de Maxwell del electromagnetismo, se puede demostrar que en caso que n 1 < n2  el rayo reflejado sale en oposición de fase al rayo incidente, es decir, cambia su fase en π.